ENCUENTRA TU LUGAR....

VENDIENDO TU PROPIEDAD

Acá te entregamos algunas recomendaciones para lograr una venta lo más rápida posible y al mejor precio.

El lazo emocional con tu hogar

foto-familiar.jpg

Por mucho que prepares y adornes tu propiedad para la venta, si no puedes desvincularte de tu casa emocionalmente, será muy difícil que la vendas.

El como se vive en tu hogar y como se prepara una propiedad para la venta, son 2 cosas muy distintas.

Una vez tomada la decisión de vender, debes comenzar a pensar en el comprador. El quiere recorrer tu propiedad viéndose a sí mismos viviendo en ella, no va a conocer a tu hermosa familia, quiere ver espacios y sentirlos como propios.

Si sigues viendo en su propiedad como su hogar y no como un producto a envasar, usted no verá lo que hay que hacer o no estará dispuesto a hacer los cambios necesarios.

Recuerda que el cariño, los recuerdos y anécdotas que has vivido en tu hogar, no aumentan el valor monetario de esta. Si fuera así, cada hogar tendría un valor inalcanzable.

Todo va a parecer más duro hasta que te das cuenta de que tu casa es ahora una propiedad.

“Tu próximo inmueble es tu hogar”

Si te cuesta alejar tus emociones con respecto a la casa, te damos algunos tips:

1.- Tiempo

Prográmate para hacerlo una vez tomada la decisión de vender, entre más tiempo tomes más te costará deshacerte de elementos y cosas innecesarias.

2.- Familiares y amigos

Pídele ayuda a tus familiares y amigos, te dirán que cosas sacar o guardar e incluso ellos se llevarán algunas.

3.- Diseñador de interiores o un arquitecto

Consigue algún diseñador de interiores, quizás en tu familia o grupo de amigos encuentres a alguno que esté dispuesto a ayudarte.

4.- Acepta que cambiarse no reniega tu pasado.

El cambiarse de casa no indica que reniegues de tus recuerdos, de tu vida o de tu familia. Clasifica y  guarda tus fotos y recuerdos más personales, de manera de “despersonalizar” tu propiedad.

5.- Enfócate en tu nuevo hogar

Mantén tu mente en tu nueva casa y como la convertirás en tu nuevo hogar.

O piénsalo como un libro, se está cerrando un capítulo y se abre otro nuevo por escribir.

Una vez que logres separarte emocionalmente de tu casa, revisa el precio de venta.

Prepara tu propiedad para ponerla a la venta

Recuerda que tu propiedad ahora ya es un producto a la venta, ya no estás vendiendo tus recuerdos, experiencias, anécdotas ni nada por el estilo. Todo lo personal se va contigo.

Debes hacer algunos pequeños trabajos para que tu propiedad se pueda vender pronto y al mejor precio posible.

Te recomendamos lo siguiente

1.- Orden

La gente que visitará tu propiedad quiere ver sus espacios y saber si ellos podrán llevar una vida cómoda dentro de tu propiedad.

Lo ideal es que comiences por sacar de tu casa (regalar, vender, botas, etc.) todos los muebles que solo usan espacio y que entorpecen el tránsito o la visión en los diferentes recintos.

“La gente busca espacios, no decoraciones, muebles o formas de vida”

La cocina, estantes, libreros y todo espacio donde se junten muchas cosas pequeñas, deben estar lo más ordenadas posibles. Bota revistas viejas, regala los libros que ya leíste y los juguetes que tus hijos ya no usan. También los muebles que sobran o que no llevarás a tu nueva propiedad.

Guarda también los imanes, papeles y recordatorios que cubren el refrigerador. Despega los adhesivos que pegan los niños en puertas, ventanas y muros.

orden.jpg

Trata de que todo esté despejado y mantenlo así mientras tu casa está en venta.

Saca cosas de tus closet de manera de que no se vean estrechos y con poca capacidad.

Te recomendamos que arriendes una pequeña bodega durante el proceso de venta.

2.- Limpieza

Luego de ordenar y sacar todo lo que no usarás en tu nuevo hogar, limpia.

“Limpia tu casa como nunca lo has hecho y mantenla.”

Lava las alfombras, limpia los vidrios, lava las cortinas y limpia los muros (hoy muchas pinturas son lavables), si no logras limpiar los muros, píntalos en un color lo más neutro posible.

3.- Colores

Pinta tu casa, si lo requiere, por fuera y por dentro.

Procura usar colores neutros y claros. Los colores fuertes pasan de moda y uno no suele pintar con los colores de moda cada año.

Además los colores claros ayudarán a que tu propiedad se vea más amplia y luminosa. (nadie anda buscando espacios estrechos y oscuros).

Pintar es simple, puedes hacerlo tu mismo si quieres.

mother-and-son-painting-walls-in-a-new-house-1.jpg

¡No uses pinturas brillantes!, prefiere las de terminación mate.

Cuando pintes aprovecha de sacar cuadros y fotos que puedan recargar los muros, trata de dejarlos lo más despejados posible.

4.- Luz

Ilumina todos los espacios todo lo que puedas. Incluso si es necesario saca las cortinas que dan oscuridad y pon unas de color claro (no necesitas poner unas caras).

ventanas.jpg

Cambia las ampolletas malas y coloca lámparas en sectores oscuros, tanto dentro como fuera de la casa.

La luz del patio es importante, sobre todo en invierno, cuando las visitas son después del horario de oficina y no se puede observar todo como a plena luz del día.

1.png

5.- Olores

Elimina los olores de mascotas, humedad o de comida.

Las mascotas también deben hacer un sacrificio durante la venta y tratar de permanecer fura de la casa. A la mayoría de la gente no le gusta tener mascotas dentro de la casa (puede que no sea tu caso), pero no querrás perder a un posible comprador solo por el olor de tu perro o el de sus juguetes repartidos por todos lados.

Generalmente el olor a humedad se elimina ventilando, trata de hacerlo lo más seguido posible.

Puedes colocar flores frescas para cubrir olores de baños y cocina.

cocina-flores.jpg

 6.- Trabajos menores

Termina lo que está a medio hacer y repara las cosas que están fallando.

Termina el quincho o la terraza que dejaste sin terminar, de esa manera mostrarás que existió preocupación por mantener la casa mientras viviste en ella.

Arregla las llaves que gotean o cámbialas por unas más modernas, las chapas de las puertas que estén sueltas apriétalas, has que todas las puertas cierren, cambia lámparas y vidrios quebrados.

Cambia cortinas de ducha malgastadas, espejos, etc. Generalmente son los baños los que más se deterioran por su ambiente húmedo.

griferia1.jpg

Si no puedes hacerlo tú, puedes conseguir un maestro por un par de días.

7.- El acceso

Mejora el acceso a tu propiedad.

“El acceso a tu propiedad es la tarjeta de presentación”

En el caso de las casas preocúpate desde la reja de entrada hasta el hall o puerta de acceso, la primera impresión es muy importante y predispone a la gente a recorrer tu casa con otros ojos.

En los departamentos preocúpate del hall de acceso y de que los espacios que se ven desde allí estén ordenados e iluminados.

8.- El jardín

Dile al jardinero que visite tu casa más seguido de lo que suele hacerlo, es una pequeña inversión que hará lucir tu casa aun más.

Si tienes piscina, mantenla con el agua limpia y cristalina. Si está vacía, bárrela y píntala (pero la gente pensará que tiene algún problema). Nunca tengas tu piscina con agua descompuesta o hasta la mitad.

piscina.jpg

Guarda u ordena bicicleta, juegos de niños y rastros de tu mascota.

Si tienes quincho, mantenlo impecable como si no hubiese sido usado.

Poda los árboles que estén generando sombras sobre ventanas.

 

 

Visitas a tu propiedad

Debes estar preparado todo el tiempo para que la vivienda sea visitada, por lo mismo debes tratar de estar disponible para que la gente la visite cuando ellos pidan. Si tienes una agenda muy copada, dile al corredor que días y horas prefieres para las visitas, de manera de programar con anticipación.

Preocuparte por el acceso… La primera impresión.

entrada-flores.jpg

Recuerda que debes mantener siempre la limpieza, el orden,la iluminación y todo lo que te mencionamos en el punto anterior.

 

Cuando el corredor te llame un rato antes confirmando la visita, abre cortinas, guarda al perro y lava los platos que puedan quedar sucios.

Como el corredor ya conoce tu propiedad, trata de dejarlo solo con los posibles compradores, ya que así no se sentirán incómodos o presionados. Mantente al alcance por si tienen alguna duda que puedas contestar.

“Bien presentada = Bien mantenida”

Apaga el televisor y la radio (salvo que pongas una música suave). Evita el uso de aspiradoras, jugueras y otras máquinas que metan ruido durante la visita.

No puedes vender una propiedad que no se puede ver. ¿Quieres vender?….¡¡¡NO LO OCULTES!!! Mucha gente no le pone cartel a sus casas porque dicen que se llenarán de gente, esa es precisamente la idea, que mucha gente llame al corredor y visite la casa. Quizás la persona que la visitó no le guste, pero le puede comentar a algún familiar o conocido que si le interese.

cartel1.jpg

¿Alguien ha ido a tú casa y te ha dicho “me encanta este barrio”?…. bueno, a tus vecinos les ha pasado lo mismo y cuando vean el cartel llamarán a sus amigos y familiares para contarles que hay una casa en venta en el barrio.

 

Fotografías

Dicen que una imagen vale más que 100 palabras. Esto es 100% cierto en el proceso de venta de una propiedad.

Esto lo sabemos todos y lo reconocemos cada vez que vemos otras hermosas fotografías de propiedades publicadas en distintas páginas y portales. Incluso nos gustaría que la nuestra se vea como una de ellas.

Una buena imagen de la propiedad  llamará a la gente a visitar la propiedad

“Una buena fotografía puede hacer la diferencia entre un comprador para abrir un enlace web o de pasar a la siguiente propiedad”

Con excelentes fotografías atraerá más compradores, las consultas, los click en la web y mejores precios de venta.

Si deseas tomar tú mismo las fotografías, sigue estas recomendaciones:

1.- Prepara el lugar a fotografiar

Saca todo lo que estorbe a la vista, ordena incluso los libros y revista del estante y limpia.

Abre cortinas y enciende luces si es necesario.

2.- Altura de las fotos

Saca fotos a una altura menor a la del ojo, de esta manera tus espacios se lucirán más.

3.- Aléjate

Aléjate lo máximo posible para que se pueda ver el total del espacio.

En recintos pequeños, trata de que no aparezca en la foto el marco de la puerta.

En baños procura no aparecer en el espejo.

4.- El espacio, no sus muebles

Todos los dormitorios tiene camas, lo que cambia es sus dimensiones, luz, color, etc.

Preocúpate de que la cama esté ordenada y tómale fotos al dormitorio.

“Tómale fotos al dormitorio y no a la cama”

5.-Lo justo

Si parte de una habitación está desordenada o no te gusta, solo sácale fotos a la parte que te parece bien.

6.- Horizonte

Toma siempre imágenes horizontales, evita las fotos verticales y en ángulos distintos.

7.- Resolución

Las fotos se usarán para publicarlas en internet, por lo que una resolución levemente por sobre los 1024 pixeles de ancho es suficiente.

Una resolución bajo los 1024 pixeles no sirve. Las imágenes se pueden achicar pero no nunca agrandar.

“No fotografíes para ti, toma fotos para tus clientes”

8.- Evita las fotos a contraluz

Las ventanas se ven muy iluminadas y el resto de la habitación se ve oscura, con lo que no se verá el espacio. Si no logras tomar una foto con buena iluminación del espacio, usa el flash o ponte dándole la espala a la ventana.

Si después de leer esta página quieres que tomemos nuevas fotografías de tu propiedad, ¡no dudes en llamarnos!